1aria -Mastoiditis
image

Mastoiditis

DOCUMENTO EN PDF

Adaptado desde: Larrú Martínez B. Mastoiditis (v.3/2014). Guía_ABE. Infecciones en Pediatría. Guía rápida para la selección del tratamiento antimicrobiano empírico Disponible en http://www.guia-abe.es/temas-clinicos-mastoiditis

Actualizado en Febrero de 2014

Introducción / puntos clave

La mastoiditis es la infección de las celdillas mastoideas causada por la extensión de la inflamación de una otitis media aguda (OMA).

Es la complicación intratemporal secundaria a una OMA más frecuente y su incidencia parece haber aumentado en los últimos años (especialmente los casos relacionados con Staphylococcus aureus). Afecta principalmente a los lactantes de 6 a 24 meses con un predominio en varones (2:1).

Es un enfermedad grave que siempre debe sospecharse ante la presencia de celulitis en el área mastoidea con protrusión del pabellón auricular. Generalmente se acompaña de fiebre, cefalea y coexisten signos o síntomas de OMA1. Tras la inflamación inicial de la mucosa de la apófisis mastoides el cuadro puede progresar hacia una fase coalescente con destrucción de las celdillas oseas mastoideas con el riesgo de desarrollar abscesos subperiósticos o mastoiditis crónica.

 

Microorganismos causales

Situación clínica

Frecuentes

Menos frecuentes o raros

Mastoiditis aguda: fiebre, OMA, dolor y tumefacción retroauricular2,3

Streptococcus pneumoniae4

Streptococcus pyogenes

Staphylococcus aureus

Enterobacteriaceae

Anaerobios

Haemophilus influenzae tipo b

Mastoiditis crónica: otorrea persistente (>3 semanas de duración), hipoacusia, generalmente sin fiebre5

Staphylococcus aureus

Pseudomonas aeruginosa

Anaerobios

Mycobacterium tuberculosis

Micobacterias atípicas

Nocardia asteroides

Histoplasma capsulatum

 

Estudios complementarios

Situación clínica

Estudios en la evaluación inicial

Mastoiditis aguda no complicada inicial

Hemograma, PrCR, hemocultivo6

Gram y cultivo de aspirado ótico tras miringotomia7

Mastoiditis aguda

Aspecto clínico grave

Diagnóstico clínico no convincente

TC

Sospecha de complicación intracraneal

RM (técnica de elección)

TC

Mastoiditis aguda sin mejoría tras 24-48 horas con tratamiento antibiótico empírico8

TC o RM

 

Indicaciones de ingreso hospitalario

En prácticamente todos los casos; es recomendable la antibioterapia intravenosa inicial y una evaluación ORL para descartar complicaciones

En casos esporádicos es posible hacer un tratamiento ambulatorio; niños con cuadro clínico inicial leve, sin afectación general, con buen acceso a atención médica y con posibilidad de cuidados domiciliarios continuados, pueden recibir un antibiótico oral (amoxicilina/ácido clavulánico) y ser revisados en 12-24 horas

 

 

Tratamiento antimicrobiano empírico (y otras medidas)

Situación clínica

Tratamiento de elección9

Alternativas

Mastoiditis aguda no complicada10

Con indicación de ingreso hospitalario

Miringotomia amplia (el drenaje del oído medio es fundamental)

Cef-3G, IV

Amoxicilina/ácido clavulánico, IV

Alergia a penicilinas: clindamicina, IV

Sospecha de MRSA: vancomicina IV

Tratamiento inicial ambulatorio

Amoxicilina/ácido clavulánico, VO

Mastoiditis crónica

Si se sospecha S. aureus: cloxacilina, IV

Si se sospecha P. aeruginosa: ceftazidima, IV

En infecciones graves con posible extensión al SNC o sospecha de MRSA: ceftazidima, IV + vancomicina, IV

 

Tratamiento antimicrobiano empírico

Antibióticos parenterales / orales

Si tras 72 horas de tratamiento antibiótico parenteral inicial se observa una evolución favorable, el niño está afebril y con buena tolerancia oral, los antimicrobianos parenterales pueden sustituirse por sus equivalentes orales11

Duración

Mastoiditis no complicada: tratamiento total 2-3 semanas

Mastoiditis complicada: tratamiento total 3-4 semanas

Dosis recomendadas

Amoxicilina/ácido clavulánico, IV: 100 mg/kg/día (de amoxicilina), en 3-4 dosis

Amoxicilina/ácido clavulánico, VO: 80 mg/kg/día (de amoxicilina), en 3 dosis (en formulación con relación amoxicilina/clavulánico de 8/1)

Cefotaxima, IV: 100-150 mg/kg/día, en 3 dosis

Ceftazidima, IV: 100-150 mg/kg/día, en 3 dosis

Ceftriaxona, IV: 50 mg/kg/día, en 1 dosis

Clindamicina, IV: 40 mg/kg/día, en 3 dosis

Cloxacilina, IV: 50-100 mg/kg/día, en 4 dosis

Vancomicina, IV: 40 mg/kg/día, en 4 dosis

 

Referencias bibliográficas

Anderson K, Adam H. Mastoiditis. Pediatr Rev. 2009;30:233-4.

Kaplan SL, Mason EO. Pneumococcal mastoiditis in children. Pediatrics. 2000;106(4):695-9.

Pang L, Barakete M, Havas T. Mastoiditis in a pediatric population: A review of 11 years of experience in management. Int J Pediatr Otorhinolaryngol. 2009;73:1520-4.

Abreviaturas: CAE: conducto auditivo externo. Cef-3G: cefalosporina de 3ª generación.  IGRA: Interferon-Gamma Release AssaysIV: vía intravenosa. MRSA: Staphylococcus aureus resistente a meticilina. OMA: otitis media aguda. PrCR: proteína C reactiva. RM: resonancia magnética. SNC: sistema nervioso central. TC: tomografía computadorizada. VO: vía oral.

 

Notas aclaratorias

1   En el 50% de los casos, una mastoiditis puede ser la primera manifestación de una OMA.

2   Considerar siempre una mastoiditis en una OMA que no responde a antibióticos y en una enfermedad intracraneal supurativa sin foco aparente. El tratamiento previo con antibióticos puede enmascarar los síntomas y hacer que la membrana timpánica parezca normal.

3   Sospechar extensión intracraneal si existe: letargia, signos meníngeos, cefalea intensa, convulsiones, signos de focalidad neurológica, alteraciones visuales o mala evolución clínica a pesar del tratamiento antibiótico apropiado.

4    Continúa siendo el microorganismo más frecuentemente hallado en casos de mastoiditis aguda. Hasta un 30% de neumococo de serotipo 19A se asocia con resistencia a penicilina. El uso extenso de la vacuna antineumocócica conjugada 13-valente es previsible que cambie la epidemiología.

5   La mastoiditis crónica generalmente es polimicrobiana. Si existen factores de riesgo de contacto con tuberculosis hacer una prueba de tuberculina o IGRA en niños mayores de 4 años.

6   El hemocultivo generalmente es negativo.

7   Si el tímpano está integro, existe buena correlación entre el germen aislado y el germen responsable. No obstante, si existe supuración ótica descartar siempre una contaminación bacteriana del CAE.

8   Sospecha de trombosis vascular.

9   El tratamiento antibiótico debe escogerse según los patrones de resistencia local.

10        El diagnóstico es fundamentalmente clínico. Valorar tratamiento quirúrgico inicial si: historia de supuración ótica crónica con inflamación postauricular o alteraciones óseas radiológicas, fluctuación moderada-grave postauricular, afectación del nervio facial, laberintitis, meningitis, absceso cerebral, trombosis del seno venoso, empiema, petrositis y persistencia de síntomas a pesar del tratamiento antibiótico adequado.

11   Tratamiento basado en los cultivos y sensibilidad de los agentes aislados.

Compartir artículo: