Haz tu consulta en la web

Tapentadol

UNA NUEVA OPCIÓN TERAPÉUTICA EN LOS PACIENTES CON DOLOR CRÓNICO: 25 PREGUNTAS Y RESPUESTA

UNA NUEVA OPCIÓN TERAPÉUTICA EN LOS PACIENTES CON DOLOR CRÓNICO:

25 PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE EL TAPENTADOL DE LIBERACIÓN PROLONGADA

Modificado en mayo de 2015

 DOCUMENTO EN PDF

INTRODUCCIÓN: EL DOLOR CRÓNICO

¿Qué es el dolor?

En 1986, la IASP (Asociación Internacional para el Estudio del Dolor) definió el dolor como: “una experiencia sensorial y emocional desagradable, asociada con una lesión tisular, presente o potencial, o descrita en términos de la misma”1.

Aun así no es fácil de definir ya que esa sensación desagradable, externo o interna, suele suponer una señal de aviso o alarma con relación a la homeostasis del organismo.

El dolor es un problema social, constituyendo uno de los motivos más frecuentes en las consultas de Atención Primaria2 y afecta a la mayoría de la población a lo largo de la vida3. No existe ningún tipo de duda de que es inherente a la vida, el dolor afecta a la mayoría de la población en varios momentos a lo largo de su vida, alterando en mayor o menor grado su vida personal, social o profesional2.

El dolor en general, es un fenómeno complejo, resultado de la interacción entre factores fisiológicos, psicológicos y socio-culturales4.

 

¿Cuál es la prevalencia del dolor?

La prevalencia del dolor en Europa varía entre el 10,1% y 55,2% según distintos estudios dependiendo sobretodo del país, la patología estudiada, los distintos criterios diagnósticos utilizados y las propias definiciones de dolor5.

En España la prevalencia se ha estimado en un 12%, pero hay estudios que la cifran hasta el 40%6-8.

Se estima que de aquella población que sufre dolor, un 22,47% sufre dolor intenso [que en la escala analógica visual (EAV) correspondería a un resultado de 7-10 (de 0 = sin dolor a 10 = el peor dolor imaginable)] y un 59,20% dolor moderado [que en la escala analógica visual (EAV) correspondería a un resultado de 4-6 (de 0 = sin dolor a 10 = el peor dolor imaginable)]9

La prevalencia de dolor (moderado a intenso) es mayor en el grupo de edad de 40 a 59 años y sustancialmente más elevada en mujeres que en hombres9.

La condición que más frecuentemente causa dolor es el dolor de espalda (65,56%) seguido con el dolor articular (51,66%), dolor cervical (32,20%) y cefalea (31,36%)9.

 

Clasificación del dolor

El dolor se puede clasificar según:

Su duración

  • El dolor crónico se define como el dolor que persiste más allá del tiempo normal de curación de los tejidos dañados y entendiendo “normal” como un periodo mayor de tres5 o 6 meses10
  • El dolor agudo y/o subagudo se refiere al dolor que persiste menos de 3 ó 6 meses y se entiende como una respuesta fisiológica normal y predecible a un estímulo nocivo de tipo químico, térmico y/o mecánico, asociado con un procedimiento quirúrgico, trauma o enfermedad aguda. El dolor agudo remite espontáneamente al desaparecer el estímulo nocivo sin embargo las características del propio individuo influyen en la experiencia y duración del dolor11.
  • Dolor crónico y el agudo no son necesariamente entidades independientes si no que representan un continuum ya que a menudo el dolor agudo evoluciona a un proceso crónico11.

 

Su intensidad (utilizando una escala analógica visual - EVA)

  • Leve: < 4
  • Moderado: 4-6
  • Intenso: > 7

 

Su etiología10

  • Dolor nociceptivo está causado por estímulos dolorosos captados por receptores nociceptivos y que puede ser:

Somático: debido a la activación de los nociceptores de piel (superficial), músculos y articulaciones (profundo). Es un dolor sordo, constante y bien localizado. Las causas más frecuentes son lesiones traumáticas, degenerativas, inflamatorias o tumorales.

Visceral: se produce por activación de los nociceptores existentes en las vísceras torácicas, abdominales y pélvicas. Es de carácter profundo y opresivo, mal localizado. Las causas más frecuentes son distensión, compresión, infiltración, isquemia o lesión química de vísceras.

  • Dolor neuropático se produce como consecuencia de la afectación de estructuras del sistema nervioso periférico o central. Es un dolor que en ocasiones aparece espontáneamente, sin estímulo apar3ente, o produciendo una respuesta alterada a estímulos normales.

En la práctica clínica habitual hay pocos casos de dolor crónico que sólo tengan un componente nociceptivo. Situaciones de dolor, como por ejemplo el dolor lumbar, a menudo son complejas y presentan ambos componentes, nociceptivo y neuropático. Un estudio realizado en 8.000 pacientes con dolor lumbar puso de manifiesto que los pacientes experimentaban dolor nociceptivo, neuropático o ambos componentes en una proporción similar12.

  • Dolor psicógeno ocurre cuando el paciente describe problemas psicológicos como ansiedad o depresión en términos para describir daño tisular, verbalmente o a través de su comportamiento.

 

Su ubicación

  • Dolor localizado: dolor percibido en la estructura profunda que lo origina.
  • Dolor referido: dolor que se origina frecuentemente de un órgano visceral y se puede sentir en regiones del cuerpo alejadas de la zona de origen. Ej: el dolor que se siente en los brazos o en el cuello cuando se produce un infarto de miocardio, o el dolor referido al hombro que acompaña a la inflamación de la vesícula biliar.
  • Dolor irradiado: dolor que se produce por irritación o compresión de una fibra nerviosa somática a distancia de su terminación y se asemeja en sus características al dolor neuropático. Ej.: dolor del nervio ciático que suele irradiarse a la pierna.

 

¿Cuáles son las causas de un inadecuado alivio del dolor?

  • Actualmente los tratamientos farmacológicos para el dolor crónico son inefectivos debido a la dificultad de alcanzar el equilibrio entre y la tolerabilidad a la medicación y alivio suficiente del dolor (= analgesia); de hecho un 50% de los pacientes con dolor crónico tiene un control inadecuado del dolor13.
  • Los resultados terapéuticos están comprometidos con las altas tasas de abandono de tratamiento por falta de tolerabilidad13
  • Las interacciones medicamentosas14-16:
    • 67% de los pacientes en tratamiento con opioides están tomando más > 1 medicación más
    • >59% de la población mayor de 65 años toma ³ 5 fármacos distintos/semana, con >15% tomando ³10 fármacos
    • Efectos adversos y las interacciones medicamentosas son más frecuentes en pacientes mayores de 64 años, con una prevalencia estimada del 5% al 35%

 

¿Cómo se evalúa el dolor?10, 17

La utilización de escalas tiene el objetivo de evaluar y hacer un seguimiento del dolor del paciente, además de ser una herramienta fundamental en la valoración de la respuesta al tratamiento. Los instrumentos diseñados para medir el dolor son subjetivos; los hay que miden una única dimensión y los hay multidimensionales. Los más empleados en Atención Primaria son los unidimensionales:

  • Escala Numérica: valora el dolor mediante números que van de mayor a menor en relación con la intensidad del dolor (del 0 al 10 o del 0 al 100)
  • Escala de valoración verbal: se pide al paciente que exprese la intensidad del dolor mediante un sistema convencional, donde se valora desde la ausencia de dolor hasta dolor insoportable (ausencia de dolor, dolor leve, moderado, intenso e insoportable)

 

  • Escala Visual Analógica: es el método más empleado por tener mayor sensibilidad de medición. Consiste en una línea de 10 cm con un extremo marcado “no dolor” y en el otro extremo “máximo dolor imaginable”. La puntuación de la intensidad de dolor se lleva a cabo marcando en un punto de la línea.

 

  • Escala de expresión facial: se aconseja en los niños y personas con trastornos de lenguaje; a veces útil en pacientes con discapacidad mental.

 

¿Qué necesidades hay todavía en el tratamiento del dolor?

El tratamiento del dolor (TD) evita el sufrimiento no necesario del paciente, procura su alivio y mejora la calidad de vida de todos los enfermos portadores de dolor agudo o crónico mantenido, a veces de por vida. Y hacen realidad varios derechos fundamentales de los enfermos: a ser aliviados de su sufrimiento de acuerdo a la lex artis actual; a tener el mayor bienestar alcanzable, y a vivir con la mayor dignidad posible sus últimos días18-22.

En los últimos años, en España se han producido muchos cambios significativos en la situación del tratamiento del dolor que han influido en la generalización de su uso a las enfermedades no oncológicas o pacientes con patologías irreversibles. Ha mejorado la formación a todos los niveles asistenciales (Atención, primaria, Unidades del dolor y de cuidados paliativos), dedicados a estos temas con un notable incremento de los programas asistenciales desde 2004 hasta el momento actual 23.

Se ha aumentado el uso de opioides y de nuevos analgésicos y coadyuvantes así como muchas nuevas técnicas antiálgicas para el dolor maligno y no maligno, y se habla de forma más normal del empleo de la sedación para evitar el sufrimiento intratable y de otros síntomas resistentes a los tratamientos.

 

 

TAPENTADOL DE LIBERACIÓN PROLONGADA

¿Qué es Tapentadol?

Tapentadol es una nueva generación de analgésicos de acción central24,25, denominada, por su mecanismo de acción, MOR-NRI (de las siglas en inglés Mu Opioid Receptor – Noradrenaline Reuptake Inhibitor)24,26.

 

¿Qué mecanismo de acción presenta Tapentadol de liberación prolongada?

El mecanismo de tapentadol es agonista del receptor m-opioide a nivel espinal y a nivel supraespinal (como los opioides) + inhibición de la recaptación de la noradrenalina a nivel espinal27:

  • El componente opioide a nivel espinal inhibe la transmisión del dolor vía ascendente.
  • A nivel supraespinal el componente opioide potencia las vías descendentes inhibitorias del dolor.
  • La inhibición de la recaptación noradrenalina en vía descendente a nivel espinal, hace que la trasmisión del dolor vía ascendente se reduzca.

La acción como agonista m opioide es predominante en la vía ascendente del dolor y claramente involucrada en el dolor nociceptivo mientras que la inhibición de la recaptación de NA presenta su acción predominantemente en la vía descendente del dolor y se ha demostrado que tiene una implicación importante en el dolor crónico27.

Esta dualidad del mecanismo de acción permite tanto una aproximación multimodal del dolor como el tratamiento de un amplio rango de patologías, desde aquellas que cursan con dolor nociceptivo28 como con dolor neuropático29 como aquellas que cursan con dolor mixto3o.

 

¿Qué indicación tiene Tapentadol de liberación prolongada?

El tapentadol de liberación retardada está indicado para controlar el dolor crónico intenso en adultos que sólo se puede tratar adecuadamente con un analgésico opioide31

 

¿En qué tipos de dolor y patologías ha demostrado ser eficaz Tapentadol de liberación prolongada?

  • En pacientes con dolor crónico moderado a intenso con artrosis de rodilla y cadera (dolor nociceptivo), tanto en tratamientos a corto plazo (15 semanas de tratamiento)28,32,33 como a largo plazo (1 año de tratamiento)33
  • En pacientes con dolor crónico por lumbalgia con y sin componente neuropático (dolor mixto)34
  • En pacientes con dolor por polineuropatía diabética (dolor neuropático)29
  • En pacientes con dolor crónico oncológico en la práctica clínica35

 

¿Cuál es la posología de Tapentadol de liberación prolongada?

Tapentadol está comercializado en comprimidos de liberación prolongada de 50mg, 100mg, 150mg, 200mg y 250mg31.

También existe la dosis de 25mg para ajustes individualizados de dosis36.

Se recomienda la toma de tapentadol liberación prolongada 2 veces al día, (cada doce horas)31,36

 

¿Cómo se inicia el tratamiento con Tapentadol de liberación prolongada?31,36

Inicio de tratamiento

  • Inicio del tratamiento en pacientes que actualmente no están tomando analgésicos opioides:

El tratamiento de los pacientes debe iniciarse con dosis únicas de 50 mg de tapentadol comprimidos de liberación prolongada administradas dos veces al día.

  • Inicio del tratamiento en pacientes que actualmente están tomando analgésicos opioides:

Al cambiar de opioides a Tapentadol de liberación prolongada y elegir la dosis de inicio, debe tenerse en consideración la naturaleza del medicamento anterior, el modo de administración y la dosis media diaria. Esto puede requerir dosis iniciales más elevadas de Tapentadol de liberación prolongada en los pacientes que están tomando opioides en la actualidad comparado con aquellos que no han tomado opioides antes de iniciar el tratamiento con Tapentadol de liberación prolongada.

 

¿Cómo se ajustan las dosis de Tapentadol de liberación retardada?31,36

La experiencia obtenida en ensayos clínicos demostró que una pauta de ajuste en incrementos de 50 mg de tapentadol comprimidos de liberación prolongada dos veces al día cada 3 días era adecuada para alcanzar un control del dolor apropiado en la mayoría de los pacientes.

 

¿Se puede pautar Tapentadol de liberación prolongada a pacientes que nunca han utilizado opioides potentes?

Tapentadol de liberación retardada ha sido estudiado en pacientes que nunca han utilizado opioides potentes en distintas condiciones dolorosas como artrosis y lumbalgia con y sin componente neuropático34,37.

Los resultados de estos estudios demuestran que tapentadol (100-500mg) es efectivo y bien tolerado en aquellos pacientes con artrosis o lumbalgia de moderada a intensa, inadecuadamente tratados por analgésicos de escalón I (ej. Paracetamol, AINEs) o escalón II (ej. tramadol)34,37.

 

¿Cómo utilizar el tapentadol de liberación prolongada en poblaciones especiales: pacientes con insuficiencia renal, pacientes con insuficiencia hepática,…?

  • Pacientes con insuficiencia renal31

En los pacientes con insuficiencia renal leve o moderada no es necesario ajustar la dosis. Tapentadol no se ha estudiado en pacientes con insuficiencia renal grave y por tanto no se recomienda en esta población.

  • Pacientes con insuficiencia hepática31,36.

En pacientes con insuficiencia hepática leve no es necesario ajustar la dosis.

El tapentadol de liberación prolongada debe usarse con precaución en los pacientes con insuficiencia hepática moderada. El tratamiento de estos pacientes debe iniciarse con la dosis más baja disponible, esto es 25 mg de tapentadol comprimidos de liberación prolongada, y la frecuencia de administración no debe ser mayor de una vez cada 24 horas. Al inicio del tratamiento no se recomienda una dosis diaria superior a 50 mg de tapentadol comprimidos de liberación prolongada.

El tapentadol no se ha estudiado en pacientes con insuficiencia hepática grave y por tanto no se recomienda en esta población.

El tratamiento posterior debe ajustarse de tal modo que se mantenga la analgesia con una tolerabilidad aceptable.

 

¿Cómo utilizar el tapentadol de liberación prolongada en pacientes ancianos?

En general, no es necesario ajustar la dosis en los pacientes ancianos. No obstante, puesto que es más probable que los pacientes ancianos tengan disfunción renal y hepática, hay que actuar con precaución a la hora de elegir la dosis, tal como está recomendada31

Los resultados de la evaluación de la eficacia y tolerabilidad de tapentadol LP en pacientes mayores de 75 años frente a oxicodona liberación controlada demostraron que tapentadol presenta una analgesia comparable a la de oxicodona con un mejor perfil de tolerabilidad gastrointestinal (menor incidencia de estreñimiento, náuseas y vómitos). Además menos pacientes interrumpieron el tratamiento con tapentadol LP debido a nauseas o/y vómitos.38

 

¿Cuál es la farmacocinética de Tapentadol de liberación prolongada?

Uno de los aspectos diferenciales de Tapentadol de liberación retardada respecto a los demás analgésicos utilizados para el dolor crónico intenso es su perfil farmacocinético.

Tapentadol no es un profármaco, es decir, no necesita transformarse para ejercer su efecto analgésico39, lo cual sin duda es una ventaja a la hora del cálculo de dosis o la duración del efecto.

La actividad analgésica de tapentadol es independiente de su metabolismo ya que sus metabolitos no son activos, con lo que el perfil de metabolización de cada individuo no afecta en la capacidad analgésica de tapentadol y por tanto, hace que tapentadol sea un fármaco predecible39 y de fácil manejo.

Las características farmacocinéticas del tapentadol hacen que el riesgo de interacciones de tapentadol con otros medicamentos sea muy bajo41:

  • La fijación de tapentadol con las proteínas plasmáticas es bajo (aprox. 20%), por lo que no es previsible que desplace a otros agentes ligados a las proteínas de forma significante ni viceversa 40,41
  • La principal vía de metabolización de tapentadol es la glucuronización (97%), por lo que es poco probable que se produzca ninguna interacción clínicamente relevante causada por el uso de esta vía41.

Por estas características, así como por su metabolismo, se reducen las posibilidades de interacciones farmacológicas, que facilita enormemente el manejo de este fármaco, especialmente en pacientes de edad avanzada que deban tomar otras medicaciones a causa de otras patologías de base.

 

 

¿Cómo realizar el cambio desde otro opioide a Tapentadol de liberación prolongada?

El ratio de conversión de tapentadol a otros opioides es el resultado de estudios clínicos.

  • El ratio de tapentadol – morfina es 2,5: 142
  • El ratio tapentadol: oxicodona es 5:143

Ej: morfina LC 40mg/día --------à tapentadol LP 100 mg/día

Debido al menor agonismo ?-opioide podría ocurrir que se diese síndrome de abstinencia al rotar de dosis altas de un opioide potente a tapentadol, por tanto, sería conveniente no disminuir la dosis al realizar la rotación a tapentadol o bien utilizar un agonista ?-opioide de liberación rápida al inicio del tratamiento44

 

¿Cómo se realizan los rescates de Tapentadol de liberación retardada?

Se recomienda el uso de cualquier opioide de liberación inmediata para realizar el rescate45.

 

¿Se puede utilizar Tapentadol de liberación prolongada en combinación con otros fármacos?

Tapentadol liberación prolongada se puede utilizar en combinación con otros fármacos excepto las especificaciones a continuaciones mencionadas de Ficha Técnica31.

Tapentadol se ha estudiado en combinación otros fármacos para el tratamiento del dolor como pregabalina46, inhibidores de la recaptación de serotonina, inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina, benzodiazepinas, otros anticonvulsivantes (distintos a pregabalina), antiparkinsonianos, estabilizadores del humor (en dosis estables todos ellos)33,34, 37

 

¿Qué contraindicaciones presenta Tapentadol de liberación prolongada?31

  • En pacientes con hipersensibilidad al tapentadol o a alguno de los excipientes (hipromelosa, celulosa microcristalina, sílice coloidal anhidra, estearato de magnesio, lactosa monohidrato, talco, macrogol 6000, propilenglicol, dióxido de titanio, óxido de hierro amarillo, óxido de hierro rojo y óxido de hierro negro)
  • En situaciones en las que están contraindicados los principios activos con actividad agonista en los receptores opioides m; es decir, en los pacientes con depresión respiratoria importante (en ámbitos no controlados o en los que no existen equipos de reanimación) y en los pacientes con asma bronquial aguda o grave o hipercapnia
  • En pacientes que tienen o se sospecha que tienen íleo paralítico
  • En pacientes con intoxicación aguda por alcohol, hipnóticos, analgésicos que actúan a nivel central o principios activos psicotrópicos

 

¿Qué potenciales interacciones puede presentar Tapentadol de liberación prolongada?31

  • Debido a los efectos aditivos probables sobre los niveles de noradrenalina, no se recomienda su empleo concomitante ni reciente (inhibidores de la monoaminoxidasa (IMAO).
  • Benzodiacepinas, barbitúricos y opioides (analgésicos, antitusivos o tratamientos de sustitución) pueden aumentar el riesgo de depresión respiratoria si se toman en combinación con Tapentadol de liberación prolongada.
  • Los depresores del SNC (por ejemplo, benzodiacepinas, antipsicóticos, antihistamínicos H1, opioides, alcohol) pueden aumentar el efecto sedante de tapentadol y disminuir la atención.
  • Por consiguiente, cuando se considera un tratamiento de combinación de Tapentadol de liberación prolongada con un depresor respiratorio o del SNC, debe considerarse también la reducción de la dosis de uno o de ambos agentes.
  • La principal vía de eliminación de tapentadol es la conjugación con el ácido glucurónico mediado vía uridina difosfato glucuronil transferasa (UGT) principalmente las isoformas UGT1A6, UGT1A9 y UGT2B7. Así, la administración concomitante con inhibidores potentes de estas isoenzimas (por ejemplo: ketoconazol, fluconazol y ácido meclofenámico) puede dar lugar a un aumento de la exposición sistémica de tapentadol.

 

¿Qué efectos secundarios puedo esperar con Tapentadol de liberación prolongada?

Los efectos secundarios más frecuentemente reportados en los estudios realizados fueron: náuseas, mareo, estreñimiento, somnolencia y cefalea40. La mayoría de los pacientes se “acomodan” a este tipo de efectos secundarios a las dos semanas tras el inicio de la toma de tapentadol liberación prolongada39.

 

¿Presenta Tapentadol de liberación prolongada mejor perfil de tolerabilidad que los opioides clásicos?

Tapentadol liberación prolongada presenta un perfil de tolerabilidad superior a los opioides del mercado47, con un perfil de tolerabilidad gastrointestinal mejor que oxicodona43 y con menos efectos adversos en comparación con fentanilo, hidromorfona y morfina48

Tapentadol liberación prolongada ha demostrado, tanto en los estudios de 4 meses43 como en el de un año de duración33, menos incidencia de efectos adversos especialmente en lo que se refiere a los síntomas gastrointestinales y en general a todos los efectos adversos relacionados con la actividad sobre los receptores opioides ? (estreñimiento náuseas, vómitos y prurito)43,49. Además menos pacientes han debido interrumpir el tratamiento a causa de los efectos adversos33,43.

 

Si se tuviera que retirar Tapentadol de liberación prolongada, ¿cómo se haría?

Cuando un paciente ya no requiera tratamiento con tapentadol, puede ser aconsejable disminuir la dosis gradualmente (reducción de la dosis semanalmente) para impedir la aparición de síntomas de abstinencia31,50

 

¿Aparece tolerancia tras el tratamiento a largo plazo con Tapentadol de liberación prolongada?

La tolerancia se describe como una pérdida del efecto de un fármaco (analgesia o acontecimientos adversos) como consecuencia de la exposición mantenida al mismo.

El desarrollo de tolerancia de tapentadol liberación prolongada se ha evaluado a los 4 meses y al año de tratamiento, monitorizando la dosis media y la evolución de la intensidad del dolor a lo largo de los estudios33,43

La media de intensidad del dolor fue disminuyendo ligeramente a lo largo del estudio de 4 meses mientras que la media de la dosis de medicamentos se mantenía prácticamente estable (345mg al inicio y 355mg al final del periodo de tratamiento)43

Los resultados del estudio de un año de duración corroboran la capacidad de tapentadol LP de mantener su capacidad analgésica durante un año sin desarrollar una tolerancia asociada a tapentadol liberación prolongada33

 

¿Qué ventajas tiene una formulación retard?50

  • Se reduce la frecuencia de administración del fármaco y por tanto se mejora el cumplimiento terapéutico por parte del paciente.
  • Se reducen las fluctuaciones (picos y disminuciones) en las concentraciones plasmáticas del fármaco con el fin de reducir los efectos adversos y mejorar la efectividad.
  • Control de la liberación del fármaco a nivel gastrointestinal

 

¿Qué otros beneficios presenta tapentadol liberación prolongada?

  • Mejoría de la calidad de vida del paciente y mejoría del estado de salud en general34,37,43
  • Mejoría de la funcionalidad43,51
  • Aumento en la productividad en todas sus dimensiones: disminución del absentismo y del aumento de la demanda de consulta y en general de la pérdida de productividad52
  • Se ha observado que la utilización de coadyuvantes y co-medicaciones disminuyó durante el estudio realizado en la práctica clínica diaria53

 

¿Se puede partir el comprimido de Tapentadol de liberación prolongada? ¿Se puede tomar con alimentos?

Tapentadol liberación prolongada debe tomarse entero, con una cantidad de líquido suficiente, sin partirlo de hecho no tiene ranura) ni masticarlo, para garantizar que se mantiene el mecanismo de liberación prolongada. Tapentadol liberación prolongada puede tomarse con o sin alimentos31

 

¿Qué coste tiene Tapentadol de liberación prolongada?

Desde el punto de vista farmacoeconómico, el tapentadol de liberación retardada ofrece una alternativa mejor tolerada y dominante en términos de coste-efectividad frente a oxicodona. Además, es coste-efectivo frente a morfina, fentanilo y oxicodona54,55

 

¿Se tiene prescribir Tapentadol de liberación retardada con receta de estupefaciente?

Sí, el tapentadol de liberación retardada ha de ser prescrito con receta de estupefaciente.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. IASP Pain terms: a current list with definitions and notes on usage. Pain 1986; 3: S215-21 Second edition updated in 2012.
  2. López-Silva MC, Sánchez de Enciso M, Rodríguez-Fernández MC, Vázquez-Seijas. Cavidol: Calidad de Vida y dolor en atención primaria. Rev. Soc Esp. Dolor 2007; (14) 1: 9-19
  3. Calsina-Berna A, Moreno Millán N, González-barcoteo J, Solsona Díaz L, Porta Sales J. Prevalencia de dolor como motivo de consulta y su influencia en el sueño: experiencia en un centro de atención primaria. Aten Primaria 2011; 43 (11): 568-576
  4. Miró J. Papel de las expectativas de la autoeficiencia y del autocontrol en la experiencia del dolor. Dolor 1994; 9: 186-90.
  5. Pain clinical updates 2003; Vol XI, No 2
  6. Breivik H, Collett B, Ventafridda V, Cohen R, Gallacher D. Survey of chronic pain in Europe: prevalence, impact on daily life, and treatment. Eur J Pain 2006;10(4):287-333.
  7. Casals M, Samper D. Epidemiology, prevalence and quality of life of non-malignant chronic pain. ITACA study. Rev Soc Esp Dolor 2004; 11: 260-269.
  8. Català E, Reig E, Artes M, et al. Prevalence of pain in the Spanish population: telephone survey in 5000 homes. Eur J Pain 2002; 6: 133-40.
  9. Langley P. The prevalence, correlates and treatment of pain in the European Union. Curr Med Res Opin 2011; 27(2): 463-480
  10. Torquero de la Torre F, Zarco Rodríguez J (Coordinadores). Guía de Buena Práctica Clínica en Dolor y su tratamiento. Editorial Internacional Marketing & communications, S.A. Madrid. 2004
  11. Young C, Greenberg M, Nicassio P, Harpin R, Hubbard D. Transition from acute to chronic pain and disability: a model including cognitive, affectives and trauma factors. Pain 2008; 134 (1.2); 69-79
  12. Freynhagen R, Baron R, Gockel U, Tolle TR. PainDETECT: a new screening questionnaire to identify neuropathic components in patients with back pain. Curr med. Res Opin. 2006; 22 (10): 1911-20
  13. Varrasi G, Müller-Schwefe G, Pergolizzi J, Orónska A, Morlion B, Mavrocordatos P et al. Pharmacological treatment of chronic pain – the need for CHANGE. Curr Med Res opin 2010; 26(5): 1231-1245
  14. Shakib S. Aust Fam Physician. 2002; 31:125-128; Pergolizzi, J Raffa R, Gould E. In Press. Expert Opinion on Drug Safety 2009. National Disease Therapeutic Index (NDTI). Accessed October 25, 2007
  15. Sloan Epidemiology Center. Patterns of Medication use in the United States, 2005; Nguyen JK, et al. Am J Ger Pharmacother. 2006;4:36-41
  16. Gurwitz JH, et al. JAMA. 2003;289:1107-1116
  17. Catalá E, Aliaga L. Manual de Tratamiento del Dolor. Editorial Permanyer S.L. Mallorca. 2003
  18. Fight against cancer. Strategies that Prevent, Cure and Care. Geneve: WHO; 2007.
  19. UN Office of the High Commissioner for Human Rights and the Joint Program on HIV/AIDS. International Guidelines on HIV/ AIDS and Human Rights. Guidelines 6; 2006.        
  20. Stjernsward J, Clark D. Palliative medicine. A global perspective. En: Doyle D, Hanks G, Cherny N, Calman K, editors. Oxford Textbook of Palliative Medicine. 3rd ed. Oxford: Oxford University Press; 2005. p. 1199-224. 
  21. UNAIDS/WHO. December 2002. Disponible en: www.who.int/hiv/pub/epidemiology.     
  22. Cancer control. Knowledge into action. WHO guide for effective programs: module 5. Geneve: WHO; 2007
  23. Astudillo Alarcón W, Díaz-Albo E, García Calleja JM, Mendinueta C, Granja P, De la Fuente Hontañóne CD, A. Orbegozoa A, Urdaneta E, Salinas-Martín A, Montiano, J.R. González Escalada JR y Torres LM. Cuidados paliativos y tratamiento del dolor en la solidaridad internacional. Rev. Soc. Esp. Dolor 2009; 16(4).
  24. Kress HG. Tapentadol and its two mechanisms of action: Is there a new pharmacological class of centrally-acting analgesics on the horizon?. Eur J Pain., 2010; 14(8): 781-783
  25. Blasco A, Berzosa M, Iranzo V, Camps C. Update in cancer pain. Cancer & Chemotherapy 2009: 95.109.
  26. Schröder W, De Vry, Tzschentke TM, Jahnel U, Christoph T. Diffferential contribution of opioid and noradrenergic mechanisms of tapentadol in rat models of nociceptive and neuropathic pain. Eur J pain 2010; 14 (8): 814-821
  27. Schröder W, Tzschentke TM, Terlinden R, De Vry J, Jahnel U, Christoph T, et al. Synergistic interaction between the two mechanisms of action of tapentadol in analgesia. J Pharmacol Exp Ther. 2011; 337 (1): 312-320
  28. Afilalo M, tropolski MS, Kuperwasser B, Kelly K, Okamoto A, Van Hove I, et al. Efficacy and safety of tapentadol extended release compared with oxycodone controlled release for the management of moderate to severe chronic pain related to osteoarthritis of the knee: Results of a randomized, double-blind, placebo- and active controlled Phase 3 study. Clin Drug Invest. 2010; 30 (8): 489-505
  29. Schwartz S, Etropolski M, Shapiro DY, Okamoto A, Lange R, Haeussler J, et al. Safety and efficacy of tapentadol ER in patients with painful diabetic peripheral neuropathy: Results of a randomized-withdrawal, placebo-controlled trial. Curr Med Res Opin. 2011; 27 (1): 151-162
  30. Snidvongs S. Prolonged-release tapentadol: A review. Hosp Health [serial online]. [Cited 20 Feb 2013]. 2012.
  31. Ficha Técnica Palexia® retard
  32. Taylor R, Pergolizzi J, Raffa B. Tapentadol extended release for chronic pain patients. Adv Ther (2013) DOI 10.1007/s12325-013-0002-y
  33. Wild JE, Grond S, Kuperwasser B, Gilbert J, McCann B, Lange B, et al. Long-term safety and tolerability of tapentadol extended release for the management of chronic low back pain or osteoarthritis pain. Pain Pract. 2010; (10) 5: 416-427
  34. Steigerwald I, Müller M, Davies A, Samper D, Sabatowski R, Baron R, et al. Effectiveness and safety of tapentadol prolonged release for severe, chronic low back pain with or without a neuropathic pain component: results of an open-label, phase 3b study. Curr Med Res Opin 2012; 28(6):911–36
  35. Litzenburger BC, Schwenke KM. Tapentadol LP in clinical practice: evidence from the first non- interventional trial. Poster presented at the International Association for the Study of Pain (IASP), 14th World Congress on Pain, August 27-31, 2012, Milan, IT
  36. Ficha Técnica Palexia® retard 25mg
  37. Steigerwald I, Müller M, Kujawa J, Balblanc JC, Calvo-Alén J., Effectiveness and safety of tapentadol prolonged release with tapentadol immediate release on-demand for the management of severe, chronic osteoarthritis-related knee pain: results of an open-label, phase 3b study. Journal of Pain Research 2012:5 I21-I38
  38. Biondi DM, Xiang J, Lange R, Etropolski M, Vorsarger G, Moskovitz B. Tolerability of tapentadol extended release versus oxycodone controlled release in elderly patients with chronic low back pain or osteoarthritis pain in a –year safety study. Poster presented at the 29th annual scientific meeting of the American Pain Society (APS), May 6-8, 2010, Baltimore, Maryland.
  39. Valdivelu N, Huang Y, Mirante B, Jacoby M, Braveman F, Hines R. Patient considerations in the use of tapentadol for moderate to severe pain. Drug Healthcare and patient safety 2013; 5: 151-159
  40. Hoy S. Tapentadol extended release in Adults with chronic pain. Drugs 2012; 72(3): 375-393
  41. Terlinden R, Kögel BY, Englberger W, Tzschentke T. In vitro and in vivo characterization of   tapentadol metabolites. Methods Find Exp Clin Pharmacol. 2010;32(1):31-38
  42. Mercadante S, Porzio G, Ferrera P, Aielli F, Adile C, Ficorella C, et al. Tapentadol in cancer pain management: a prospective open-label study. Curr Med Res Opin 2012; 28 (11)
  43. Lange B, Kuperwasser B, Okamoto A, Steup A, Haufel T, Ashworth J, et al. Efficacy and safety of tapentadol prolonged release for chronic osteoarthritis pain and low back pain. Adv Ther. 2010; 27(6): 381-399.
  44. Torres LM. Tapentadol retard en dolor crónico intenso. Rev Soc. Esp Dolor. 2011; 18(5): 283-290
  45. Bennet D., Burton AW, Fishman S, Fartner B, McCarberg B, Miaskiowsky CH et al. Consensu Panel Recommendations for the Assessment and Management of Breakthrough Pain. P&T2005; 30 (5)
  46. Steigerwald I, Kern KU, Buunen M, Falke D, Baron R. Effectiveness of Tapentadol Prolonged Release (PR) Versus a Combination of Tapentadol PR and Pregabalin for Managing Severe, Chronic Low Back Pain With a Neuropathic Component. Poster presented at the American Society of Regional Anesthesia and Pain Medicine (ASRA). 11th Annual Pain medicine Meeting, November 15-18, 2012, Miami, Florida
  47. Sánchez del Águila M, González R, Ballesteros A, Robles F, Valdés L, Alonso P. Ajuste rápido de dosis de tapentadol en el tratamiento del dolor mal controlado. Rev. Soc Esp Dolor 2012; 19(1): 18-20
  48. Riemsma R, Forbes C, Harker J, Worthy G, Misso K, Schäfer M. Systematic review of tapentadol in chronic severe pain. Curr Med Res Opin. 2011;27(10);1907-1930
  49. Merchant S, Provenzado D, Mody S, Ho KF, Etropolski M. Composite measure to assess efficacy/gastrointestinal tolerability of tapentadol ER versus oxycodone CR for chronic pain: pooled analysis of randomized studies. Journal of Opioid Management 2013; 9 (1): 51-61
  50. MeRec Bulletin 2000; 11(4): 13-16
  51. Müller M et al. Effectiveness and safety of tapentadol prolonged release for the management of severe, chronic osteoarthritis knee pain. Poster presented at the European league Against Rheumatism (EULAR) Congress, London, UK, May 25-28.
  52. Cepeda MS, Sutton A, Weinstein R, Myoung K. Effect of Tapentadol Extended Release on Productivity. Clin J Pain 2012; (28):
  53. Litzenburger BC, Schwenke KM. Tapentadol LP in clinical practice: evidence from the first non- interventional trial. Poster presented at the International Association for the Study of Pain (IASP), 14th World Congress on Pain, August 27-31, 2012, Milan, IT.
  54. Gálvez, R, Silva, I., Obradovic, M, Liedgens, H. Estudio de coste-efectividad de tapentadol de liberación prolongada (LP) en dolor crónico no oncológico en España. Análisis de costes de datos procedentes de ensayos clínicos aleatorizados. Poster presentado en X Congreso Sociedad Española de Dolor, 10-12 Mayo de 2013, Granada.
  55. http://www.msssi.gob.es/profesionales/nomenclator.do

Aviso a pacientes y familiares

La información recogida en esta página web está dirigida, únicamente, a profesionales sanitarios de la atención primaria. No deberá utilizar su información para diagnosticar o tratar ninguna enfermedad o problema de salud. Si presenta o duda sobre existencia de un problema de salud deberá contrastar esta información con su médico de cabecera.

Siguenos en redes


logo

1aria recoge información de primera mano y redactada por profesionales acerca de la atención primaria. Así, no sólo recoge información de diagnóstico, tratamientos y medicaciones sino tambien acerca de destrezas y habilidades únicas en la práctica médica diaria.

GSK colabora mediante una beca no condicionada en la mejora del diseño de de esta webApp. GSK es independiente del contenido de esta web

PONTE EN CONTACTO

Si tienes alguna duda, pregunta o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto:


1aria@1aria.com

Utilizamos cookies
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia web. Algunas cookies son necesarias para ejecutar la web. Otras son opcionales: las cookies de rendimiento nos muestran como utiliza nuestra web y sus características, las cookies funcionales recuerdan sus preferencias. Política de Cookies
Mostrar detalle